Guayabal responde comunalmente

Guayabal responde comunalmente

Las mejores oportunidades aparecen siempre en los tiempos de crisis. Es allí donde surgen las grandes ideas

La soleada mañana del 22 de abril del 2020 estaba programada por las fuerzas vivas de la Comuna 15 de Medellín, para recoger ayudas en los 4 Nodos. Dentro del marco de la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19, enfermedad contagiosa producida por un Virus; la misma que obligó al aislamiento voluntario obligatorio, surgiendo inesperados sucesos a nivel global, hechos que propiciaron la programación de una causa noble.

El cese laboral frenó la economía; el comercio también se vio afectado. Aparecen los apoyos de la Administración Municipal, los cuales tardan en llegar al sur occidente de la ciudad. Desde la Alcaldía se nombran Gerencias Territoriales, las mismas que deben Gestionar recursos y servir de enlace con la comunidad. Jesús Alberto Sánchez, alto directivo del aeropuerto Olaya Herrera, es la persona elegida para este cargo. De común acuerdo se reúne con líderes y lideresas del territorio, encuentro oportuno donde se le propone una actividad a beneficio de las personas más afectadas económicamente. Se ultiman detalles nombrándose un comité el mismo que distribuye roles, además, se logra el acompañamiento de la policía nacional y el transporte con carros oficiales de la alcaldía. Los Medios de comunicación comunitarios se articulan, con previa publicidad concertada que se difunde por las redes sociales.

Trapos y Banderas blancas

Puntualmente se da comienzo a lo largo y ancho de la Comuna Guayabal. Más de 15 barrios esperaban éste miércoles la llegada de la recolección de víveres y artículos de aseo.

Previamente habían colocado en sus puertas distintivos de color alusivos a la paz en aceptación a lo planeado. A medida que avanzaba la actividad, los niños reían y el rostro alegre de los donantes daba a las cuadras un ambiente de fiesta. Por medios digitales se monitoreaba el avance de la actividad que se había programado, aumentaban los chat en los celulares, toda una expectativa se creó entorno a ésta acción. Surgían preguntas tales como: ¿Dónde vienen? ¿Ustedes ya dieron? ¿Llamá a fulano? Y exclamaciones: “Que tan bacano” “Hay que sumarnos”. El día fue corriendo a la par con la recolección, al caer la tarde la lluvia también aportó con el toque fresco que necesitaba la ardua labor. Dña Celina Chavarriaga del barrio Trinidad, comentó: “Que gran labor están haciendo, Dios les ha de pagar”. El anuncio publicitario así lo decía y en el territorio quedó demostrado, “Todos Unidos por Guayabal”

Comentarios

Sin comentarios aún. ¿Por qué no comienzas la conversación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *