Pantalón cortico bolsita de los recuerdos

Las costumbres van marcando el paso de las épocas. En Barrio Trinidad-Antioquia, también se vivieron pasajes y anécdotas. Los años 60 en este sector ubicado al sur occidente de la ciudad de Medellín se vivían de manera laboriosa, deportiva y culturalmente musical.

Delantera del Equipo Dínamo. Propietario Alfonso Cano.Aparecen de izquierda a derecha: William “Perro” Restrepo, Carlo Enrique “Kique” Ochoa, Héctor “Maracas” Naranjo, Daniel “Ogro” Taborda y Wilson de Jesús “Viejo” Londoño.

Las grandes empresas que estaban en el sector, contrataban la mano de obra de muchos lugareños. Medias Crystal, Postobon, Lux y Chocolatería Luker y Superbus, conformaban la industria cercana. Futbol, atletismo, ciclismo, Baloncesto y Boxeo, agrupaban la oferta deportiva. La cancha Lux servía de escenario para la programación de algunas Ligas, tales como: Lifa y Cid. En los equipos profesionales ya participaban jugadores del barrio, podemos destacar a: Humberto “Turrón” Álvarez, Emilio Guerra, José Santamaría, David Rúa, Jairo “Niño” Arias, Lincoln Hernández, y otros que asomaban como Abel Álvarez, y Orlando “Sheriff” Guzmán.

Don Arturo Gallo. Padre de Rocio Gallo.

La reina del atletismo en 100 metros era Roció Gallo. Fue de las primeras mujeres en incursionar en esta rama deportiva. Campeona departamental por Antioquia, “volaba prácticamente” decían muchos espectadores que la vieron ganar.

Ases del pedal tales como: Pedro J Sánchez y Lucho Herrera, segundo y tercero en orden de izquierda a derecha

El deporte de las bielas tenía sus seguidores, ciclistas que subían al Cerro Nutibara en sus pesadas bicicletas. Benigno, Elías Posada, Josefin, Gabriel “Cuca” Lotero, Martin Caro y “Cochefa” se refrescaban en la heladería “El Agrado” al descolgar el camino de regreso.

Otras mujeres destacadas

Dos norteamericanos vinieron a parar al barrio gracias al programa Alianza para el progreso del presidente estadounidense John F Kennedy. La casa antes de la carnicería de don Marcos por la calle 25 fue su morada por varios meses, sitio demolido luego para dar paso a la avenida 65. Ellos Impulsaron el baloncesto a través de la escuela Santísima Trinidad, plantel dirigido por la profesora doña Ligia Teleche. Varias estudiantes de allí tuvieron la buena asesoría deportiva gracias al conocimiento de los hijos del tío Sam, entre ellas: Mariela Gil, Luz Elena Lotero, Rubia David y Magola.

El deporte de las narices chatas como ha sido llamado el boxeo, también tuvo sus 15. “Sansón” Murillo, hijo del Puerto de Buenaventura se vino a competir a la liga de boxeo de Antioquia radicándose en Trinidad o Barrio Antioquia. El improvisado cuadrilátero conoció a chicos que querían aprender, entre ellos: José Manuel “Manolete” Rodríguez y a Julio Peñalver. El primero también se entrenaba peleando con Eduardo Gil, no por medalla alguna sino por una novia. Y el segundo, alcanzó el profesionalismo en la categoría peso medio, no sin antes fracturarle la nariz a “Manolete”. Murillo también practicaba lucha libre con el nombre de “Kumali”. Habían 3 buenos pegadores mayores que los anteriores, no lo practicaban como deporte sino como defensa, las peleas de barrio a puño limpio vieron ganar casi siempre a Jaime “Chocha” Cardona, Miguel “Guele” Gil y a Samuel “Maravilloso”. Posada.

Alegría y fiesta

El toque bailable y musical lo ponían varios conjuntos que los fines de semana alegraban sitios y casas. Emilio Guerra y León Piña con sus acordeones en la casa liberal, 10 billetes de peso moneda nacional era el precio a pagar por bailar hasta la 1 de la madrugada. Terminaban en bronca estas rumbas, los novios cada cual defendiendo su amor. Los Reyes del Ritmo de los hermanos Posada, Carlos y Franklin, con el acompañamiento de Alberto Chaverra, Libardo Caicedo y Jorge Ceballos, amenizaban cumpleaños. Diego “Peluca” Álvarez, joven inquieto, ponía a gozar al sector del “Coquito”. Un barbero apodado “El Vecino” también tenía clientela y su swing.

El baile conoció sus brillantes protagonistas: Carlos “Campeón” Mora, el “Negro Mifra” y Doña Margarita Ortiz, danzaban con corte y mucha elegancia. Mientras que, Jorge “Ariquipe” Cárdenas divertía con su bailar cantinflesco. Libardo Parra Toro, más conocido como “Tartarín” Moreira, ilustre compositor, escritor y periodista, nacido en Valparaiso Antioquia, vivió sus últimos años en “Corea”, apodo que también recibió el Barrio Trinidad- Antioquia.

Libardo Parra “Tartarín” Moreira. Compositor, escritor y periodista nacido en Valparaiso Antioquia

Comentarios

Sin comentarios aún. ¿Por qué no comienzas la conversación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *